¿Alguna vez de pequeño has jugado al típico juego del teléfono? Ese juego en el cual nos teníamos que poner en circulo y el primer jugador le decía una frase al oído al jugador de su lado y este tenia que transmitirlo al siguiente y así sucesivamente hasta que «la frase» llegaba al primer jugador, siendo esta muy diferente a la frase inicial. 

Pues Scrawl bebe de esta esencia, dándole una vuelta de tuerca y haciendo que no paremos de reírnos con las obras de arte que podremos llegar a contemplar sobre la mesa.

Editorial

Mercurio

Año de publicación

2016

Idioma

Español

Número de jugadores

4-8

Duración

30 minutos

Dificultad

Fácil

Edad recomendada

17+

Rango de precio

Medio

Diseño

N/A

Ilustración

Zoe Lee

 

¿QUÉ TIPO DE JUEGO ES?

Nos encontramos delante de un party game con todas las letras, aunque esta vez tenemos frente a nosotros justo en la portada del juego un 17+, dejándonos claro desde el primer momento que esta dirigido a adultos, y es que contiene bastantes expresiones y conceptos de corte adulta.

¿QUÉ CONTIENE LA CAJA?

La caja alberga en su interior 1 manual, 8 pequeñas pizarras numeradas (una para cada jugador), 8 pinzas para sujetar las tarjetas de dibujo, 54 tarjetas de dibujo, 2 tarjetas marcapuntos, 60 cartas con 240 frases a dibujar, 8 rotuladores estilo velleda, 8 gamuzas para borrar. 

¿CÓMO SE JUEGA?

El juego es sumamente sencillo, como buen party para incluir a cualquier tipo de persona, jugona o no.

Primero cada jugador debe tomar una pizarra numerada, una pinza, un rotulador velleda, una gamuza para borrar, una carta de frases y tantas tarjetas de dibujo como jugadores haya en la partida.

En este preciso instante se decidirá cual de los 4 colores utilizaremos (blanco, amarillo, rosa o negro). Una vez definido el color a jugar, todos los jugadores deberán realizar un dibujo del concepto / frase de su carta en una de las tarjetas de dibujo que disponen. 

Esta tarjeta se deberá adjuntar a la pizarra, para ello hacemos uso de la pinza. Cuando se dibuja la frase / concepto no esta permitido escribir ninguna palabra.

Lo ideal es que se defina un tiempo máximo para realizar esto, se echa en falta un típico reloj de arena para llevar esta cuenta y hacer todo más ágil, no obstante podéis poner 1 minuto de cronometro en un smartphone y guiaros perfectamente con ello.

Una vez ha transcurrido ese minuto, todos los jugadores pasarán su pizarra al jugador de su izquierda (por lo tanto es muy importante recordar el número de vuestra pizarra para cuando la tengáis de vuelta con vosotros) 

En estos momentos cada jugador ha recibido una nueva pizarra con un dibujo en ella, así que deberán coger una nueva tarjeta de dibujo, pinzarla en la pizarra y escribir una frase que describa el dibujo que han visto.

Una vez realizado, se volverá a pasar la pizarra hacía el jugador de la izquierda, el cual la recibirá con una frase en ella. En este momento se ubica una nueva tarjeta de dibujo y se realiza un dibujo de la frase recibida.

Cuando se termine el dibujo se volverá a pasar la pizarra al jugador de la izquierda. Seguiremos haciendo estos pasos hasta que nos llegue de vuelta nuestra pizarra inicial.

Ahora es momento de colocar tu tarjeta de frases y sacar todas las tarjetas de dibujo de la pizarra, colocandolas en orden para comprobar como ha ido desvariando el contexto de tu frase inicial con las interpretaciones de los demás jugadores.

Una vez hecho esto el jugador elegirá que dibujo o descripción es su favorito y se premiará con un punto al autor de este en la tarjeta marcapuntos. 

Se puede dar el caso (poco probable) de que la última tarjeta de dibujo y la frase inicial coincidan, ¡en cuyo caso el dueño de la pizarra ganará 3 puntos!

¡Y esto sería una ronda completa de Scrawl! Para proclamar un ganador tendréis que preparar de nuevo las tarjetas de dibujo, borrandolas con las gamuzas y cogiendo una nueva carta de frases, escoger un color y darle rienda suelta a la imaginación.

Se alzará con la victoria aquel jugador que consiga dos puntos más que el número de jugadores presentes.

VALORACIÓN

La primera vez que vimos Scrawl sobre la mesa solo nos salió exclamar un, «oh, un juego sin cartas ni dados ni tablero!».  Y la verdad que viene genial salir de vez en cuando de la rutina a la que estamos acostumbrados con el elenco infinito de juegos que hay disponibles en la actualidad.

El hecho de tener que dibujar ya nos pareció interesante, ¡aunque nuestros muñecos de palo ya nos delatan de que nos somos ni Da Vinci ni Van Gogh!

No obstante este juego es para lo que es, para echarse una buena tarde de risas y desvarios. Sin duda es un party que ocupa un lugar fijo en nuestra ludoteca 🙂

Lo bueno

  • Risas aseguradas
  • Apto para no jugones 

Lo malo

  • El sistema de puntuación se acaba haciendo irrelevante

¿DÓNDE COMPRARLO?

  

¿NOS APOYAS EN NUESTRO PROYECTO?

¿Te gusta el contenido que estamos creando y te gustaría vernos crecer (pudiendo dar más visibilidad sobre los juegos de mesa a todo el mundo)? Pues puedes ayudarnos a hacer más y mejor contenido y, además, a poder traer sorteos más a menudo, tan solo debes clicar aquí abajo y sumarte al proyecto (¡te estaremos eternamente agradecidos!) 🙂

 

TU OPINIÓN TAMBIÉN CUENTA

Por que, al fin y al cabo, el mundillo de los juegos de mesa lo hacemos entre todos y para nosotros tu opinión también es importante, así que déjanos saber que te ha parecido este juego en la siguiente encuesta.

Coming Soon
¿Que te ha parecido Scrawl?
¿Que te ha parecido Scrawl?
¿Que te ha parecido Scrawl?
Si te ha gustado el artículo, ¡¡compártelo con tus amigos!!

7.5
Score